A un paso del final

Pues las semanas y los días fueron pasando. Algunos días más paranoica cuando no notaba sus patadas o cuando notaba tirones en las ingles… Pero otros pude disfrutar un poco de mi barriga (aunque no mucho). Lo de ir a una eco y ponerme nerviosísima nunca se me pasó. Siempre que iba a una eco se me ponía el corazón en un puño… Así fueron pasando los días hasta llegar al último trimestre. Me notaba extraña. Era como si no me creyera que ya quedará tan poco… Imaginaba como sería mi niño y como nos sentiríamos. Es el final de una etapa. Una etapa muy buscada y que nunca te ves consiguiendo. Y yo, en las navidades de 2014 tenía ya una barriga muy importante. El día de nochebuena hice mis 37 semanas. Pero el día de antes tuve mi último susto. Fui a hacerme la revisión de monitores en la SS. Allí le miden el ritmo cardíaco al bebé. Había pasado una noche malisima sin dormir nada ya que tenía una tos muy fuerte que no me dejaba dormir. Me tomé un gelocatil antes de salir y me fui a los monitores. Allí nos ponen a varias embarazadas con un monitor cada una. Yo me encontraba bastante mal con la tos y encima cansada de no haber dormido. La doctora que estaba ese día me dijo que tenía que repetir monitores porque al niño le salían taquicardias. Me llevaron a la zona de urgencias. A la sala de al lado donde había sufrido mi aborto y me puse muy nerviosa. Me repitieron monitores y aquello no dejaba de pitar. Contra más pitaba, más nerviosa me ponía. Y nadie me decía nada. Sólo que tenía para un buen rato allí.  Pasaron otras chicas por mi lado pero ellas se iban y yo seguía allí. Al final una doctora me preguntó si me encontraba bien. Le dije que no. Que tenía mucha tos y no había dormido. Esta doctora fue la que cayó en que el único problema es que yo estaba muy nerviosa. Me trajeron una tila y me dejaron levantarme para ir al baño. Después, cuando volví del baño, todo salió bien. Menos mal. Lo pasé fatal pensando en que después de todo me saliera mal otra vez… Me hicieron volver al día siguiente para repetir por si acaso. Fue el día de nochebuena. La repeti por la mañana en la SS y por la tarde en el privado y todo fue muy bien. Decidí que no volvería a la SS ya que hacerme los monitores rodeada de otras personas me ponía nerviosa. A partir de ese momento ya sólo me quedaba ir a revisiones para control de monitores y ver si había empezado a dilatar. A escasas 3 semanas de salir de cuentas, ya sólo me quedaba esperar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s