Mi parto, mi Príncipe (I)

Como ya sabéis yo ya estaba muy gorda para navidades. Yo salía de cuentas para el 14 de enero. Una semanita después de reyes. El día de la cabalgata, el día 5, yo ya me encontraba muy pesada y por eso no salí a verla. Pero me encontraba bien, después de llevar dos semanas malucha con tos y resfriada, ahora parecía que me encontraba mejor. El día 2 había ido al ginecólogo a monitores y al tacto y me dijo que aún estaba verde y por eso yo estaba tranquila. Mi Sister y mi cuñado vinieron a casa un rato el día 5 por la tarde y estuvimos jugando un rato con mi sobrina. No tenía ni contracciones ni nada. Recuerdo que aquella noche, antes de irme a dormir le dije a Johnny:” Me voy a dormir que tienen que pasar los Reyes”. Y así lo hice. Sobre las 2 de la madrugada empecé con la tos que aún no me había abandonado del todo. Y me comí un caramelo de menta y estuve leyendo un poco para incorporarme y no toser tanto. Al ratito parece que se me pasó la tos y me puse a dormir. Sobre las 3 de la mañana empecé con un dolor de estómago muy fuerte. Pensé que algo me había sentado mal. Fui al baño unas cuantas veces pero el dolor, el cólico no se me acababa de pasar. Johnny me preguntó si me encontraba bien y yo le dije que tenía dolor de estómago y que no se me pasaba. Estuve un rato así. Al cabo de un rato se me pasó ese dolor pero empecé a notar otro: un dolor que iba y venía….Le dije a Johnny: creo que tengo contracciones…Y cada vez me dolían más y eran más seguidas. Johnny me calculó unos 8 minutos entre una y otra. Decidí llamar a la comadrona de guardia porque no sabía que hacer… Le comenté lo de las diarreas que había tenido y me dijo que las contracciones eran causa de la diarrea y que no me preocupara porque se me acabarían pasando. Me recomendó dieta blanda y acuarius. Así que sobre las 6 de la madrugada estaba yo con el acuarius y las contracciones. Y así estuve una hora  más hasta que decidí levantarme de la cama e irme al comedor a ver si se me pasaban las contracciones. Vi que había unos regalitos de Reyes para mi y para nuestro bebé en el árbol pero decidí sentarme en el sofá a relajarme. Pero cada vez tenía más contracciones y sobre las 7 y poco de la mañana le dije a Johnny que me llevara al hospital. Él me dijo que era una exagerada y que seguro que nos mandaban a casa pero fuimos al hospital para quedarme tranquila. Ya por el camino iba teniendo contracciones más fuertes pero como era reyes no había nadie por la carretera y llegamos muy rápido. Me atendieron pronto y me pusieron los monitores. Volví a comentar lo de los cólicos  y la doctora me hizo un tacto para ver cómo iba. Todavía recuerdo su reacción:” uy! Tu estás de parto! Te quedas ingresada! “. Estaba dilatada unos 5 o 6 cm ya y me dijo que tenía para unas 5 horas cortas. Johnny se quedó parado porque estaba convencido que nos volvíamos a casa. Menos mal que ya hacía un par de semanas que llevábamos las bolsas en el coche con todo preparado.

Anuncios

4 comentarios en “Mi parto, mi Príncipe (I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s