9

Nos hacen elegir…. y no lo entiendo

Como todos sabéis por una entrada anterior, he decidido aceptar una salida del trabajo en el que llevo más de 11 años. Y es que parece que al parir me he vuelto tonta y ya no rindo como antes…será eso…Eso o que a las empresas no les interesan mujeres con embarazos de riesgo y con abortos. Y también que ahora buscan gente que hagan tu trabajo cobrando la mitad….Resulta que cuando me incorporé de mi baja de maternidad ya estaba todo el pescado vendido. Migraban nuestros puestos a india. Algunos compañeros han sido recolocados (cobran poco o no tienen hijos…) a los otros nos ofrecen una salida. Y yo la voy a coger aunque me da rabia. He dedicado mucho a esa empresa pero no me veo compensada. Me han “castigado” por mi baja en el embarazo. Ya os conté que a mis compañeros les dan un dinero por quedarse hasta el final y migrar su posición. Y a mi no me lo quieren dar haciendo exactamente el mismo trabajo!. Alegan que cuando lo dieron yo no estaba….Es mentira. Justo volví cuando lo daban. De todos modos, el dinero es de un trabajo que se está haciendo ahora y no hace un año…En fin. Nos hacen elegir entre tener familia o trabajar. Si tienes un hijo te vuelves tonta…será eso. Pues mira, pienso que a cada cerdo le llega su San Martín. Ojalá en algún momento de su vida, estos jefes tan egocéntricos se den cuenta de que un trabajador motivado rinde mucho más, tenga hijos o no. Y que moverse por el coste no es siempre la mejor opción. Gracias por leerme 😊

Anuncios
11

Qué difícil es salir de nuestra zona de confort…

Hay que ver cómo nos cuesta salir de nuestra zona de confort. Nuestras rutinas.  Yo personalmente llevo más de 10 años trabajando en la misma empresa y ahora tengo la oportunidad de salir. Y aunque por un lado me hace mucha ilusión afrontar retos nuevos, por otro lado me da mucha pena…Llevo mucho tiempo con los mismos compañeros, las mismas rutinas y ahora hay que cambiar. Porque este ciclo para mi ya ha acabado. Es algo que se nota. Pero aún así no es fácil para mi. Cuesta salir de nuestra zona de confort y abrirte a lo desconocido, al miedo a que salga mal. Y aunque con todo esto de la maternidad me he demostrado a mi misma lo valiente que soy, no sé si también seré valiente para este nuevo horizonte laboral…Gracias por leerme!

10

7 de mayo…el día de mi positivo…

Dos años ya. Dos años hace que mi beta fue positiva. Me quedaban dos embriones congelados de mi segunda FIV. Sólo había conseguido 4 óvulos de esta segunda FIV y me dio mucho bajón. …De esos 4 óvulos obtuve 3 embriones: uno de calidad A y dos B (uno más bonito que otro). De mi primera transfer de mi embrión A obtuve un negativo contundente. Recuerdo mi chasco. Dios mio!! De mis mellizos me había quedado a la primera y ahora con uno de calidad A no me quedaba! Lo pasé fatal. Sabía que algo fallaba. Que podía ser?? Y empecé a sangrar cada semana. Cada semana una regla…Aquí pasa algo…y me hacían ecos y todo estaba bien…es la regla, me decían. ..Otra vez? Si me bajó hace una semana! Decía yo…Finalmente decidieron hacerme una histeroscopia por descartar y me vieron el pólipo de 1cm…Maldito pólipo que pudo ser el causante de mi negativo con mi embrión A. Y tanto mi gine habitual como la gine de la clínica de fertilidad me recomendaron ir a por mis conges justo tras la regla después de la histeroscopia…Y decidimos ir a por ellos. Los dos a la vez. Aunque había tenido aborto de mellizos…pero me puse dos….y pase 13 días de betaespera esperanzada. Ya no me quedaban más conges. Tras aborto había pasado 3 transfer negativas y estos dos eran mis últimos conges…y llego el 7 de mayo…La analítica en la clínica a primera hora de la mañana, un desayuno….y a esperar la maldita llamada. Dios mio. Que nervios se pasan. Piensas en todas las posibilidades. Que te digan que no..Y piensas en que vas a hacer si es que no…Que será de tu vida con otro chasco…y si es que sí? Punzada al corazón…Que sea positivo…por favor…Y a las 11.55h la llamada de la doctora. Y lo dice de golpe, sin esperas. Sira estas embarazada. Enhorabuena. Y lloro, lloro porque nos lo merecemos. Por fin lo conseguimos. Es un pasito más.  No está ganada la guerra, pero si una batalla…Todo lo que vino después ya lo sabéis.  Los sangrados bestias, reposo, miedo….y por fin, mi niño precioso. Cada vez que lo miro sé que siempre tuvo que ser él. Y por todo esto, el 7 de mayo siempre estará en mi calendario porque para mi es un día para celebrar. Gracias por leerme!